Inicio

FANZARA

FAN portadaHoy os acerco a una pequeña población de apenas 400 habitantes situada en la comarca del Alto Mijares, en el interior de la provincia de Castellón, que ha sabido ponerse en el mapa gracias a una brillante idea, la del Museo Inacabado de Arte Urbano (MIAU).

Acceso al pueblo

Acceso al pueblo

Me estoy refiriendo a Fanzara, un pueblo que se ha convertido en escenario de toda una serie de artistas que acuden cada año en unas fechas concretas (suele ser en julio, aquí tenéis el enlace a su página de facebook) para ir ampliando con nuevos y espectaculares grafitis el denominado, y con mucho acierto, Museo Inacabado que poco a poco va decorando las fachadas de las casas y atrayendo visitantes. Y dado que desde Castellón queda “a tiro de piedra” que mejor que ir a pasar un soleado sábado del mes de marzo con la inmejorable compañía de Miriam para conocerlo de cerca.

Paisajes de la zona desde Fanzara

Paisajes de la zona desde Fanzara

Como veis es una excursión ideal para un día si se vive cerca, como en Castellón o Valencia, pero también hay alojamientos, casa rurales principalmente, por toda la comarca para quien desee pasar unos días por allí (enlace de escapada rural), de hecho otro de mis sitios favoritos de la provincia y del que ya hablé en este blog, Montanejos, queda cerca.

“Click” para agrandar

En nuestro caso sólo tuvimos que recorrer unos 35 kms en total, una parte por la autovía CV-10 hasta el desvío a Onda y el resto por la CV-20, una divertida carretera con bastantes curvas (una vez pasado Onda) muy apreciada por los moteros que se va adentrando en los bonitos paisajes de la comarca. El último paso fue salir por el desvío a Fanzara de la CV-194, haciendo constar que por la CV-20 se puede continuar hasta Montanejos. La autopista AP-7 cruza la provincia siendo la salida de Castellón sur/Villarreal la más próxima si se viene del norte, mientras que si se viene del sur es muy fácil evitar el peaje gracias a la propia CV-10. A buena hora y con la guía del visitante 2014/2015 descargada en el móvil comenzamos la visita empezando por el impresionante mural de bienvenida nada más cruzar el puente de entrada al pueblo, continuando con la zona oeste donde fuimos testigos de obras como “El caballo cósmico”, que ocupaba una fachada entera, así como de muchas otras que se acumulan especialmente en los alrededores del centro socio-cultural.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Siguiendo el mapa y prestando atención a las obras es posible saber el autor, aunque no todas tienen nombre o al menos yo no lo vi. Fueron varios los grafitis que nos llamaron la atención en la zona, como una mano robótica con todo tipo de detalles, unas peculiares cabezas en una balanza o el inquietante mural firmado por Sabek de un hombre sujetando una cabeza de animal.

Hacia el centro no hay que dejar de perderse los dibujos de los edificios de la Plaza de la Iglesia, como los robots alados que parece que van a salirse de la pared o la propia fachada del consultorio MIAU, donde se puede conseguir un mapa y fechas de eventos (aunque ese día a esa hora estaba cerrado). Lo mejor como siempre es perderse por las calles del pueblo, que no son tantas, e irse topando con más robots, gatos tocando la guitarra o gallinas “volando” por una fachada, siempre atentos pues es fácil perderse detalles, sin ir más lejos tardamos en darnos cuenta que las tapas de registro de un importante número de casas estaban decoradas con frases variadas y divertidas como podéis ver en las fotos. Así que aparte de abrir bien los ojos con las fachadas también es obligado ir mirando abajo de vez en cuando.

Recorrimos las plazas del Obispo Granell, del Pozo y de la Acequia con tranquilidad acabando por la solitaria obra de Deih, en el edificio más al norte y por las que están en el extremo oriental del municipio. Para comer hay un par de bares-restaurantes en la calle principal del pueblo (se ven enseguida) que ofrecen menús y bocadillos a buen precio, son el bar “D`abajo” y “Los ojales”, eligiendo el primero donde nos bastó con un par de bocatas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como sobremesa dimos un nuevo paseo por las obras que más nos gustaron y volvimos al coche para acercarnos a la población de Argelita, a unos 8 kms por la CV-194, donde hay zona de baño en el río Mijares si bien, por desgracia, estaba arrasada por las fuertes lluvias de meses atrás.

Torre redonda de Argelita

Torre redonda de Argelita

Para consuelo nuestro una vecina nos dijo que en verano todo estaría perfecto, razón de más para repetir más adelante y recorrer bien el pueblo y sus llamativas torres redonda y cuadrada y darse un chapuzón, por supuesto, de hecho puede que deje aquí constancia escrita cuando llegue el momento. Regresamos a Fanzara llegando a tiempo de ver un poco de la actuación del grupo “Joe Petraski y los Carniceros del Tango” (que previamente vimos anunciada) justo delante de uno de los murales junto al centro socio-cultural del pueblo, relajándonos entre tangos que sonaban bastante bien a decir verdad, y eso que no es el estilo musical preferido de ninguno de los dos.

Actuación musical en Fanzara

Actuación musical en Fanzara

Ya al caer la tarde volvimos a Castellón satisfechos y con esa agradable sensación de ligero cansancio típica después de haber pasado el día “pateando” por ahí, sinónimo sin duda de haberlo disfrutado, pues no en vano si ya de por sí esta comarca merece una escapada rural, con ideas como esta sube enteros. Sin más que contar por hoy y con la esperanza de haberos descubierto un nuevo rincón os agradezco que hayáis llegado hasta aquí, ¡un fuerte saludo a tod@s!.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: