Inicio

SENEGAL

portada senegal

Gracias a una experiencia profesional de unos meses pude descubrir este país y tener la oportunidad de vivir en África, con todo lo que ello supone en cuanto a aprendizaje (principalmente) y es que vivir ya un tiempo es muy diferente a un viaje de una semana, ya implica más conocimiento de las costumbres locales, de su forma de ser y una involucración mayor también, confirmando algo que ya intuía: “pobreza no es igual a tristeza”, de hecho se aproxima más a lo contrario y por eso se puede aprender una gran lección de los senegaleses,

Excursiones realizadas (click para agrandar)

Excursiones realizadas (click para agrandar)

que quizás ni necesitamos tantas cosas para ser felices o estar bien como nos hacen creer ni nuestros problemas, en muchas ocasiones, son tan grandes e insuperables como pensamos. Dicho esto Senegal es uno de los países más estables de la zona y mejor situados económicamente, pues recibe inmigración de los países de alrededor y aunque se ve (entre algunos coches y zonas residenciales) que dinero hay, desde luego que está muy mal repartido (como en toda África) y la pobreza es abundante. Como datos generales cuenta con unos 12,5 millones de habitantes y aunque hay cristianos y animistas es de mayoría claramente musulmana. El clima es tropical con temperaturas suaves y una estación de lluvias muy marcada (de  julio a septiembre) y la gente es amable en general aunque muy pesados cuando hablamos de vender cosas (paciencia como mejor remedio).

Impresionante Baobab, el árbol más común

Impresionante Baobab, el árbol más común

A un nivel más práctico su puerta de entrada es Dakar, su capital, que cuenta con vuelo directo a Madrid de Iberia y cuyo precio más habitual ronda los 400 € i/v, pudiendo encontrarlo más caro o barato según ofertas y tiempo con el que se busque. En cuanto al alojamiento aquí iré describiendo el de las excursiones que hicimos y en Dakar, donde ya lo teníamos resuelto, hay hoteles de todas las categorías y no son baratos, la verdad, aquí dejo un enlace de booking y lo mismo es aplicable a los restaurantes, diferentes niveles y precios donde se pueden probar los platos típicos de aquí. Juntaré las excursiones que pudimos hacer, todas ellas por la costa (el que vaya a conducir necesitará el carné internacional que expide Tráfico en España), añadiendo unos tres días para Dakar (donde resumo lo que a mi juicio puede ser lo mejor), lo que dan un total de 10 días sin contar los vuelos. Finalmente hay que saber que ahora sí es necesario un visado para estancias de hasta 90 días (cuando yo fui con el pasaporte en vigor bastaba, os dejo un enlace completo de cómo conseguirlo del muy interesante blog Senegaleando que no deberíais perderos) y que la moneda del país es el Franco CFA ( 1 €=655,957 CFA, tipo de cambio fijo. Tanto en el aeropuerto como en la ciudad hay casas de cambio),

Con el djembé

Con el djembé

una especie de Euro en los países del África occidental que fueron colonia francesa, por lo que el francés es el idioma oficial junto con las propias lenguas africanas de cada etnia, como el wolof que es la mayoritaria. También encontraréis a gente que habla inglés y español, pues Dakar entera es un mercado ambulante y la gente se espabila rápido. Hacer constar que son necesarias y recomendables varias vacunas como la fiebre amarilla (consultar Sanidad Exterior con tiempo suficiente), que es una zona de riesgo de malaria y los consejos higiénicos de sentido común como no beber agua del grifo. Así mismo un seguro de viaje es indispensable, por si acaso y ya sin más distracción os invito a dar una vueltecita de 10 días por Senegal.

¡Faltan los billetes grandes!

¡Faltan los billetes grandes!

DÍA 1- DAKAR: GENERALIDADES, PRIMEROS PASOS Y CENTRO

Después de un vuelo de unas 3 horas y media desde Madrid-Barajas se llega al aeropuerto Léopold Sédar Senghor (enlace en francés, se está construyendo uno nuevo en las afueras) que está en la zona noroccidental de la península de Cap Vert y a unos 8 kms del centro, aunque la ciudad ocupa ya la totalidad de la península.

Llamativo transporte común

Llamativo transporte común

Para desplazarse hasta el centro el medio más común es el taxi y es que la ciudad está atestada de ellos, son de color amarillo y negro y como se verá los hay en buenas condiciones, decentes, ligeramente destartalados (la mayoría) y destrozados pero que andan, siendo el primer consejo pactar siempre el precio antes y ahí va una gran norma general que es que hay que regatear (y bajar a la mitad al menos) el precio, una buena referencia serían 2.500 CFA=3,80 € hasta el barrio de Plateau en el centro.

Tráfico en una calle céntrica

Tráfico en una calle céntrica

El tráfico en Dakar es un auténtico caos, especialmente en el centro y se forman buenos atascos, además en varios meses a mi no me quedó claro la preferencia en cruces y rotondas, simplemente pasaba el primero que llegaba (algunos semáforos hay ya en la ciudad), así que para conducir por aquí es mejor ser lanzado. Se pueden alquilar coches y las grandes compañías están presentes y no son baratas, en cuanto al transporte público los omnipresentes taxis y autobuses para los valientes, los hay azules (250 CFA=0,38 € un billete) con número de línea e itinerario definido y furgonetas destartaladas, unas blancas y otras pintadas de forma muy llamativa (transportes comunes) que uno va cantando a dónde van, se pueden coger en cualquier parte y bajarte cuando quieras golpeando con una moneda la chapa y cuestan de 100 a 200 CFA=0,15 a 0,30 € el trayecto.

Mapa general de Dakar

Mapa general de Dakar

Yo me animé a probar todos ellos, aunque el taxi es el más rápido y cómodo. Todo el centro en sí se podría decir que es un mercado ambulante y uno necesita armarse de paciencia para no desesperar con la cantidad de gente que ofrecerá sus mercancías,

Mercado HLM

Mercado HLM

en cuanto al nivel de seguridad hay que tener cuidado con los hurtos sobre todo y las precauciones válidas para cualquier ciudad, como no andar sólo en según que sitios y a que horas. Hay variedad de restaurantes y hoteles (y de precios, aunque los hoteles no son baratos, como ejemplo el hotel Sant Louis Sun, en la calle Félix Faure y que es justito cuesta desde 25.000 CFA=38,11 € la habitación) y todo tipo de tiendas y mercados (el más grande es Sandaga en el cruce de Avda. Pompidou con Président Lamine Guèye), por lo demás se puede ver algún edificio colonial, la catedral, mezquitas, el palacio presidencial y los paseos que rodean la península (Corniche este y oeste) son agradables para pasear, sobre todo el oeste que da al océano y a la puesta de sol, de la que se puede disfrutar en terrazas como la del hotel Sokhamon (a la altura de la avda. Nelson Mandela). Siguiendo la corniche hacia el noroeste se llega a uno de los puntos turísticos de la ciudad, la villa artesanal de Soumbédioune,

En la villa artesanal

En la villa artesanal

frente a las islas de la Madeleine, donde hay todo tipo de artesanía en madera, piel, adornos, djembés (tambores) y otros instrumentos locales, es interesante darse una vuelta y ya el precio dependerá de la habilidad de cada uno para regatear (aquí la regla es dividir por 3 al menos). En la playa que hay junto a la villa hay un enorme mercado de pescado por las tardes y recién traído en el que merece la pena curiosear, y si se quiere comprar por supuesto habrá que regatear y es que en estos sitios el ser blanco supone que el precio se dispare de inicio. Un taxi de aquí al centro se podría conseguir por 1.000 CFA=1,52 €. Lo mejor es callejear y perderse en esta especie de “caos organizado” que es la vida diaria en el centro de Dakar (con excepción de los domingos, que las calles están desiertas) y que habrá gente a la que enganche y otra a la que, como mínimo, no guste.

Partidillo en un "estadio de barrio"

Partidillo en un “estadio de barrio”

Hacer constar que la pobreza es más que visible también en el centro, pues se verán niños pidiendo o gente durmiendo en la calle, ayudar o no es cosa de cada uno pero hay tanto que es difícil y además a los niños está el debate de que luego ese dinero va para algún tipo de maestro religioso.

Orfanato Pouponnière

Orfanato Pouponnière

En el barrio de Medina, al norte del Plateau y donde está la gran Mezquita hay un orfanato (llevado por una entrañable monja española, Justina) donde ayudábamos de vez en cuando y que dejo aquí el enlace por si alguien tuviera interés en acercarse, es la Pouponnière de Dakar. Desde luego que pasear por el barrio de Medina no deja indiferente, muy colorido, con olores fuertes de diversas procedencias, niños jugando al fútbol por todos lados y compartiendo la calle con todo tipo de animales como perros, gatos, ovejas o cabras y por supuesto, más mercados. Paso ya a la visita cultural por excelencia de Dakar.

Puesta de sol a la altura del Sokhamon

Puesta de sol a la altura del Sokhamon

DÍA 2- DAKAR: ISLA DE GORÉE Y EL NEGOCIO DE LOS ESCLAVOS

Visita imprescindible la de esta isla, que en los siglos XVIII y XIX se convirtió en un importante centro del tráfico de esclavos y que conserva muchos de los edificios que se usaban con este trágico fin.

Vista general de la isla

Vista general de la isla

Para llegar aquí hay que coger el ferry en la estación marítima (en el puerto siguiendo al norte desde la plaza de la Independencia), que sale cada hora al menos y tarda unos 20-25`en llegar a Gorée. Cuesta 5.200 CFA=7,92 € i/v, si podéis demostrar con algún documento que estáis viviendo en Dakar serían 1.500 CFA=2,28 € i/v. Una vez en la isla se paga un impuesto de entrada de 500 CFA=0,76 € y se recorre perfectamente andando pues apenas tiene 600 metros de punta a punta.

Fuerte-museo

Fuerte-museo

Mansión de los esclavos

Mansión de los esclavos

Desde el embarcadero hacia la derecha se llega a una fortaleza (extremo norte de la isla) donde está el museo histórico con exposiciones sobre la isla, mapas antiguos y demás (entrada 500 CFA=0,76 €). Después recorrimos las encantadoras callejuelas de la isla entre otros edificios históricos como la casa del Gobernador, museo de la Mar, de la Mujer, la mezquita y la iglesia, mercadillos turísticos animados hasta llegar a la Mansión de los Esclavos (entrada 500 CFA=0,76 €), donde estos embarcaban con destino desconocido para ellos y eran definitivamente arrancados de sus raíces.

Callejeando por Gorée

Callejeando por Gorée

En el extremo sur están los restos de un castillo-fortaleza con enormes cañones de la II Guerra Mundial que actualmente están ocupados por artistas que venden allí mismo sus pinturas o esculturas y es muy curioso visitarlo, así como en la cuesta de acceso al castillo donde también se pueden encontrar cuadros de todos los colores y tamaños (a regatear como siempre). Las vistas de la isla y Dakar desde lo alto son buenas.

¡A regatear se ha dicho!

¡A regatear se ha dicho!

Justo delante del embarcadero está la zona de restaurantes, nosotros comimos allí en uno de los primeros antes de visitar la zona del castillo, un buen “thiéboudienne” que viene a ser pescado con arroz por unos 3.000 CFA=4,57 € cada uno, muy recomendable. Ya finalmente cogimos el ferry de vuelta tras aprovechar al máximo esta visita, conocer de primera mano este importante episodio de la historia que fue la esclavitud viendo lo que aquí pasó, disfrutar de una buena comida y por supuesto charlas y charlas con locales en el idioma que se terciara, pues aunque alguno fuera un poco pesado queriendo vendernos algo (ya estábamos acostumbrados), se puede aprender mucho de su forma de ver las cosas y sus tradiciones.

Puestos de artistas al sur de la isla

Puestos de artistas al sur de la isla

DÍA 3- DAKAR: ISLA DE N`GOR, YOFF Y LES ALMADIES

Me traslado ahora al noroeste de la península donde está la isla de N`gor, un buen sitio para relajarse un día (y alejarse del bullicio de la ciudad) o hacer surf, al igual que en la playa de Yoff o en la zona de Les Almadies.

Callejuelas del barrio de N`Gor

Callejuelas del barrio de N`Gor

Para llegar normalmente cogíamos un taxi (pudimos bajarlo hasta 2.500 CFA=3,80 € desde el centro) y una vez una furgoneta de las blancas hasta el barrio de N`gor por 200 CFA=0,30 €, pero eso sí tardó una hora por lo menos, aunque fuimos hablando con la mitad de los pasajeros que se sorprendían de ver unos blancos ahí. Una vez allí cruzamos el barrio por unas estrechas callejuelas pasando entre colegios, casas y mezquitas hasta la playa de N`gor, donde se coge el cayuco (típica embarcación senegalesa que cuesta 500 CFA=0,76 € i/v) que cruza hasta la cercana isla y en el que hay que tener cuidado con los hurtos (sobre todo si se vuelve al anochecer).

Cayuco en la playa grande de la isla de N`Gor

Cayuco en la playa grande de la isla de N`Gor

El cayuco deja en la playa grande de N`gor, donde hay muchos chiringuitos que ofrecen pescado a la brasa sobre todo (como el típico thiof por ejemplo) y que no son nada caros. La isla no es grande y enseguida se recorre, con alguna que otra elegante casa, un campamento de surf y no faltará gente vendiendo diferentes recuerdos y artesanías. Desde luego un buen sitio para pasar un día relajado, al igual que la playa de Yoff, más al este de N`gor, en el barrio del mismo nombre y a la que se puede llegar desde el centro en taxi por 2.500 CFA=3,80 €.

Un buen "Thiof"

Un buen “Thiof”

Me resultó especialmente atractiva los fines de semana por la tarde por la auténtico de la escena, con grupos de niños y no tan niños jugando al fútbol en la interminable playa de arena, gente haciendo surf, carros tirados por caballos recorriendo la playa pegados a la orilla que van y vienen de uno de sus extremos, donde montan otro mercado de pescado. Desde luego mereció la pena pasearse con tranquilidad por la zona y probar con el surf, por qué no, gracias a Rubén que aparte de saber de esto me ha prestado muchas de las fotos de esta zona.

Agradable atardecer en N`Gor

Agradable atardecer en N`Gor

Al oeste de N`gor está la zona de Almadies (también 2.500 CFA=3,80 € desde el centro en taxi), donde hay otra pequeña villa artesanal y toda una zona de restaurantes en la propia punta de Almadies (junto a la embajada americana) donde uno se puede atiborrar a berberechos a 2.000 CFA=3,05 € la ración, brochetas de pescado y demás a precios similares y todo ello junto al mar. También aquí se puede practicar surf y hay sitios que alquilan material. Si seguimos hacia el sur por la costa llegamos al barrio de Les Mamelles, con dos colinas (de ahí su nombre) con el faro antiguo una y el descomunal monumento al Renacimiento Africano (una estatua de bronce de 49 metros de altura) la otra, al que se puede subir pagando una desproporcionada entrada de 10.000 CFA=15,24 € y que no merece la pena, pues las vistas son ya muy buenas desde la base o desde el faro. Desde luego una locura de proyecto que costó lo suyo, pero ahí esta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Más al sur se llega a la mezquita de la Divinité (barrio de Ouakam), encajada en una animada playa donde también por la tarde llegan cayucos y se vende pescado. Si se continua por la Corniche-Ouest y en el barrio de Fann se llega al centro comercial Sea Plaza, de estilo occidental con restaurantes y bolera y hacia el interior, en la avenida Cheikh Anta Diop está la universidad y justo enfrente se puede disfrutar de música en directo en locales como “Just 4 You” casi todos los días de la semana, muy recomendable. Desde luego que todo esto no se puede hacer en un día, pero así tendréis más ideas que podréis combinar como queráis.

DÍA 4- EXCURSIÓN AL LAGO ROSA

Es una de las más típicas para hacer en el mismo día, se trata de una laguna salada (de ahí su nombre y color) que se hizo famosa por ser donde acababa el rally París-Dakar.

Salida de Dakar

Salida de Dakar

Está a unos 40 kms y para llegar se puede negociar con cualquier taxi para todo el día o conducir tu propio coche, ya sea de alquiler o en nuestro caso al trabajar con gente de allí enseguida se encuentra algo. Para nuestra sorpresa el litro de gasolina estaba a 889 CFA=1,35 € y para llegar lo mejor es salir de Dakar por la autopista (A-1) y pagar el peaje de 400 CFA=0,60 € hasta que acaba (pues está todavía en obras y llegará hasta el nuevo aeropuerto) y se enlaza con la N-1 a Rufisque (la señalización es mínima), hasta que a la entrada a dicha población se gira a la izquierda en la rotonda donde pone circunvalación,

Montañas de sal junto al Lago Rosa

Montañas de sal junto al Lago Rosa

rodeando la ciudad hasta coger de nuevo otro tramo de autopista (A-1) y tomar la salida que indica al lago Rosa, se continúa hasta que se acaba el asfalto y por una pista que está bien hasta el lago. La salida de Dakar es una locura, hay que conducir con cuidado, la gente cruza, se atraviesan zonas más pobres, mercados de ganado, en fin un paisaje muy diferente. Antes de llegar al lago se pasa por varias aldeas pudiendo ver la realidad del Senegal más rural hasta que se ven los primeros hoteles junto al lago y a sus ganchos que ofrecen excursiones y demás, nosotros fuimos hasta que el camino acababa (antes de las dunas) y a la orilla del lago, sin tomar nota del nombre, a un restaurante que también era hotel.

Excursión en quad rodeando el lago

Excursión en quad rodeando el lago

Una vez allí sin duda merece la pena cogerse un quad para la excursión de una hora que rodea el lago, nosotros la hicimos en ese mismo sitio con Alieu como guía y como eramos 3 le rebajamos hasta los 20.000 CFA=30,49 € cada uno, cuando empezó por más del doble.

Zona de dunas

Zona de dunas

Fuimos parando, nos explicó el proceso de la sal en el lago, sobre el rally, cruzamos una aldea donde todo el pueblo salió a recibirnos y para acabar disfrutamos de lo lindo subiendo y bajando dunas y dándole un poco de velocidad en una playa virgen de arena e interminable, un acierto sin duda, el día hubiera sido muy diferente sin esta experiencia. Después comida sin que pasara a la historia (y un poco más caro que en Dakar) y un baño en el lago, comprobando la alta salinidad al flotar sin ningún esfuerzo. Descansamos y nos lo tomamos con calma, pudiendo endulzarnos y cambiarnos allí mismo junto a un puesto de artesanía antes de volver con más cuidado si cabe, pues si a todo este desorden que es la entrada a Dakar añadimos la oscuridad, falta de luz y que la gente se sigue cruzando y no es fácil verla la cosa se complica, así que precaución. Volvimos encantados gracias sobre todo a lo bien que lo pasamos con los quads y que hizo que el día fuera para recordar.

Flotando en el lago

Flotando en el lago

DÍA 5- RESERVA DE BANDIA

Salimos temprano de Dakar para aprovechar el día, si bien es cierto que los domingos son muy tranquilos y apenas hay tráfico por lo que da gusto circular.

Acceso a Bandia

Acceso a Bandia

Para llegar a la reserva de Bandia (enlace en inglés) lo mejor es ir en coche, está a 65 kms dirección Mbour, así que hay que salir de Dakar (autopista con peaje de 400 CFA=0,60 €), circunvalar Rufisque y volver a coger la autopista (el domingo no hace falta y cruzamos tranquilamente Rufisque) hasta que acaba, se sigue por la N-1 y en la población de Diamniadio se separan la N-2 a Thies y el norte (Saint-Louis) y la N-1 que continúa a Mbour y el sur y este, pero no esperéis ni el más triste cartel, así que cuando llegamos a ese cruce dedujimos que a la izquierda a Thies y a la derecha a Mbour orientándonos con la guía.

¡Bien cerca de la jirafa!

¡Bien cerca de la jirafa!

El camino fue muy agradable y enseguida se fueron dejando ver los impresionantes baobabs, el árbol más famoso del país, cruzamos el pueblo de Ndiass (junto al que se está construyendo el nuevo aeropuerto) y Sindia, donde se encuentra la reserva de Bandia, que se ve rápido con la puerta de entrada que tiene (todo esto serán unos 25 kms desde el cruce de la N-1 y N-2). Esta reserva no es muy grande en extensión por lo que es fácil ver los animales como jirafas, antílopes, avestruces y algún rinoceronte, todo ello entre enormes baobabs.

Cebras pastando

Cebras pastando

En el acceso pagamos las tarifas correspondientes, que quedan como sigue: 10.000 CFA=15,24 € por persona, 10.000 CFA=15,24 € por cada coche (sólo se permite el acceso con coche propio en la época seca, en lluvias habría que alquilar un 4×4 en el acceso por 40.000 CFA=60,98 €) y 5.000 CFA=7,62 € por el guía que es obligatorio (pero también necesario) contratar y al que hay que dejar un sitio en el coche, claro. Nosotros eramos 3 (con la entrada de cada uno y la parte proporcional de las demás unos 23 € por persona) y con la guía 4 en un monovolumen que se defendió bien por esos caminos.

Pasando con cuidado y confiando en el conductor

Pasando con cuidado y confiando en el conductor

Pues con nuestra guía fuimos descubriendo animales entre baobabs y otros árboles de la zona y viéndolos de cerca, como las jirafas o las avestruces, parando, bajándonos y haciendo fotos, sólo se nos escaparon los rinocerontes, pues hay 2 y aunque la guía lo intentó llegó un momento que nos pudo más el hambre y dijimos de volver.

Espectacular postre

Espectacular postre

El restaurante de la reserva está junto a un estanque donde hay cocodrilos (también hay monos por la zona con los que no hay que confiarse) y es muy bueno, aunque caro también, pagamos 49.500 CFA=75,46 € por los tres y nos pusimos finos desde luego. Si alguien no quisiera comer aquí la única opción es traer tu propia comida o irse a algún pueblo a buscar un sitio decente. Sólo nos quedaba ya disfrutar de la sobremesa, el buen tiempo y el buen ambiente del lugar antes de regresar a Dakar sin prisa ninguna y habiendo disfrutado del día, aunque nos gastamos más dinero de lo que esperábamos, pero para eso está ¿no?.

DÍA 6- RUMBO AL SUR EN DOS DÍAS: DELTA DEL SINÉ Y EL SALOUM

DÍA 1- JOAL-FADIOUT Y PALMARIN

Para esta excursión fuimos dos y fue una aventura en toda regla debido a la escasa preparación, la ausencia de mapas decentes y lo inadecuado del vehículo que conseguimos (un Renault Clio) para el terreno por el que pasamos (en coche propio es la mejor manera de llegar, la otra es el taxi compartido o algún tour organizado), lo dicho, aventura en estado puro. La idea era acercarse al área del parque natural del delta del Siné y el Saloum (y hacer noche en Palmarin), para eso salimos de Dakar hacia Mbour siguiendo el mismo camino que en la anterior excursión (autopista con peaje 400 CFA=0,60 €, N-1 llegando hasta Diamniadio y a la derecha hasta Mbour, pasando por la reserva de Bandia y dejando a la derecha antes de llegar a Mbour la zona de Saly donde pararíamos a la vuelta) y recorriendo unos 80 kms.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cruzamos Mbour, ciudad de unos 150.000 habitantes que no tiene gran cosa, hasta una rotonda pasada la mezquita donde la N-1 sigue a la izquierda y la carretera de Joal a la derecha (que es la que tomamos) y que está a 30 kms siguiendo la costa.

Ampliación de la zona

Ampliación de la zona

Esta fue nuestra primera parada, Joal-Fadiout, dos pueblos juntos que suman unos 40.000 habitantes de etnia serer en su mayoría y con un porcentaje de cristianos del 90%, justo al contrario que el conjunto del país. Primero se llega a Joal, bastante sucia y donde vive la mayor parte de la gente (que se dedica a la pesca y los ahumaderos de pescado de los que hablaré luego) y luego está Fadiout, una pequeña isla formada únicamente con conchas y con un pequeño pueblo unido con Joal por un puente de madera.

Ahumaderos de pescado en Joal

Ahumaderos de pescado en Joal

Fadiout es destino turístico aquí y está más cuidado, cuenta con un cementerio mixto cristiano-musulmán y la iglesia es más grande que la mezquita. Da gusto pasear por sus callejuelas y si es con un guía como Pierre mucho mejor (que habla español además de francés, inglés, italiano, wolof, serer… todo un “crack”) y que nos contó la historia de la zona. Además justo en el parking junto al puente (es peatonal) está la oficina del ayuntamiento donde se contrata a los guías con lista oficial de precios, así que ¡no hay que regatear! (la visita guiada cuesta 2.500 CFA=3,80 € por persona), también es posible contratar excursiones en piraguas por los afluentes del río Saloum y los manglares que rodean la isla.

Tras la foto, a ayudarle

Tras la foto, a ayudarle

Realmente disfrutamos el paseo por Fadiout, mientras Pierre nos contaba el por qué de las cosas aquí e iba saludando a todos sus vecinos, muy recomendable (si alguien estuviera interesado en contratar este mismo guía que me escriba). De aquí y preguntando cogimos la pista a Palmarín, pues el asfalto se acaba y hay que tomar desde Joal una pista de tierra naranja que no está del todo mal, lo mejor es preguntar para no equivocarse. Pero dicha pista estaba en obras y tuvimos que cruzar los ahumaderos de pescado por pistas secundarias y paramos a curiosear.

Buscando el camino entre Joal y Sambadia

Buscando el camino entre Joal y Sambadia

La verdad es que no parecía un trabajo muy agradable, familias enteras trabajaban juntas pelando el pescado ahumado a mano, para luego, según nos contaron, envasarlo e importarlo a otros países africanos (la extensión de terreno de los ahumaderos era grande y la columna de humo, no muy saludable, constante). Al pasar los ahumaderos se cogía de nuevo la pista principal de tierra naranja que lleva a Sambadia (tras cruzar alguna aldea) y luego a Palmarin (unos 30 kms desde Joal), pero nos confundimos y nos fuimos por un camino secundario de arena… y empezó la aventura, nos quedamos atrapados en la arena en la aldea de Faial (salimos con ayuda de una familia),

Encontrando el camino

Encontrando el camino

íbamos preguntando en las aldeas donde los niños salían a nuestro paso, nos perdimos por salinas secas dando varias vueltas hasta que vimos el “minibus” a lo lejos y lo pudimos alcanzar y seguir (tras pararlo y preguntar a dónde iba), llegando finalmente a Sambadia y recuperando la pista principal hasta Palmarin, donde encontramos el campamento Edén (enlace en francés) a la derecha (habíamos reservado la noche por teléfono desde Dakar), eso sí, hay que ir atento para no pasárselo (distancia total Dakar-Palmarin unos 140 kms). Conocimos este lugar a través de una señora de Pamplona con la que coincidimos colaborando en el orfanato de Dakar y que nos recomendó, son cabañas circulares pequeñas pero que están muy bien, las camas tienen sus mosquiteras y el baño perfecto aunque sin agua caliente y todo junto al mar y con salida directa a la playa.

Cabañas del Campamento Edén

Cabañas del Campamento Edén

Tiene una zona común de comedor y la cabaña doble con cena y desayuno (media pensión) nos costó 13.000 CFA=19,81 € a cada uno. Su anfitrión, Mamadou, se encarga de que la estancia sea más agradable y eso que sólo habla francés y a duras penas nos podíamos entender, por lo demás la comida perfecta (al llegar le pedimos algo y luego la cena que ya entraba en el precio) y el paseo que dimos antes por la interminable playa virgen de Palmarín también, saludando a los locales que hacían deporte y disfrutando de la puesta de sol a la altura de los restos de un viejo barco mercante. Sólo nos quedaba ya relajarnos en la cabaña, desde la que oíamos las olas del mar romper en la orilla, tras este largo pero inolvidable y disfrutado día.

En la playa de Palmarin...

En la playa de Palmarin…

DÍA 7- RUMBO AL SUR EN DOS DÍAS: DELTA DEL SINÉ Y EL SALOUM

DÍA 2- DJIFER, COLINAS DE NIASSAM Y SALY

Madrugamos justo para ver en la playa como recogían a mano las redes de pesca que un cayuco había echado previamente, un trabajo duro sin duda viendo lo que costaba sacarla, pero el día a día en esta zona.

En ruta a Djifer

En ruta a Djifer

Tras desayunar y despedirnos de Mamadou nos fuimos hasta Djifer, pequeña población en el extremo de una lengua de tierra ya en el delta del Saloum a la que se llega por la pista principal y que está a 9 kms de Palmarin. Paramos a la entrada del pueblo y enseguida se nos ofrecieron guías para hacer excursiones con piragua al corazón del delta (hay que negociar precio), sin duda tiene que merecer la pena pero no teníamos tiempo (el parque natural es enorme y hubiera estado bien pasar más días y adentrarnos en el delta, se puede decir que apenas vimos la punta del iceberg y ya nos encantó).

Cabaña en un baobab

Cabaña en un baobab

Así que ya emprendimos el camino de regreso parando en primer lugar en el lodge des Collines de Niassam (en inglés, nos lo recomendaron también en el orfanato), donde las cabañas están situadas en lo alto de los baobabs y junto al río. Para llegar se verá un pequeño camino pasado de nuevo el campamento Edén y Palmarin con su señal (esta vez sí), y habrá que recorrer 2 kms como mucho por ese camino. Es precioso y aunque sea caro (ver precios en la foto) bien se puede uno tomar algo mirando al río en un ambiente y entorno envidiables.

Desde las Colinas de Niassam

Desde las Colinas de Niassam

Después de este buen rato volvimos a Joal-Fadiout por la pista principal de tierra naranja (ahora sí), cruzando Sambadia y alguna otra aldea, donde otra vez y sobre todo los niños salían a nuestro paso, está bien pararse y estar con ellos pero enseguida te piden un “kadó” (regalo en wolof) y no es buena idea dar según que cosas,

Pequeñas cabañas en Niassam

Pequeñas cabañas en Niassam

desde luego nosotros les dimos de la comida que llevábamos hasta que nos quedamos sin nada, los que más nos llamaron la atención fueron dos críos de no más de 10 años que cuidaban un rebaño en mitad de ningún sitio y a los que dimos agua, reflexionando sobre lo diferente de tus oportunidades según el sitio donde nazcas. Paramos de nuevo en los ahumaderos de Joal, donde charlamos con una familia que trabajaba allí y pudimos ver de primera mano cómo funciona. Continuamos hasta Mbour por la misma carretera que a la ida y tomamos un desvío a la izquierda a Saly (hay señalización de hoteles y si hay dudas preguntar sin miedo).

Gasolinera en la zona de Palmarin

Gasolinera en la zona de Palmarin

Esta zona es como el Benidorm senegalés, aunque aquí nada de rascacielos (realmente no se parecen en nada, es sólo para entender la idea), por lo que es donde hay más hoteles y algunos de gran categoría, aunque todos tipo villa o cabañas, junto a las playas y con actividades acuáticas y demás, así que bastante turismo extranjero también. Aprovechamos para comer en uno de ellos unas buenas hamburguesas y entrantes pues ya pasaban las tres de la tarde (pagaríamos unos 8.000 CFA=12,20 € y es que aquí y según que hoteles es más caro). Viniendo de Mbour y sólo a 5 kms se llega primero a Saly-Niakhniakhal y justo después y seguido Saly-Portudal desde la que se puede enlazar otra vez con la N-1, como hicimos (o seguir por la costa por carreteras locales hasta cerca de Diamniadio donde se enlaza sí o sí con la N-1). Conseguimos llegar a Dakar con luz, con todas nuestras provisiones agotadas (dadas por ahí), consados pero muy contentos por habernos animados a esta excursión al final y para cenar en casita ya.

Familia trabajando en los ahumaderos de Joal

Familia trabajando en los ahumaderos de Joal

DÍA 8- TRES DÍAS HACIA EL NORTE: LOMPOUL Y SAINT-LOUIS

DÍA 1- MONASTERIO DE KEUR MOUSSA Y DESIERTO DE LOMPOUL

Esta excursión ya fue más organizada con noches reservadas en el desierto y en Saint-Louis, fuimos cuatro y juntamos tres días para ello, con el mismo coche que en la anterior, un Renault Clio muy justito pero que ya sabíamos de lo que era capaz (como siempre el coche es la mejor opción aquí, existiendo taxis compartidos sobre todo a Saint-Louis o tours organizados desde Dakar).

Iglesia del monasterio

Iglesia del monasterio

Era domingo, el mejor día para visitar el monasterio cristiano de Keur Moussa porque en las celebraciones cantan en wolof, la lengua local más extendida, y además sin tráfico apenas. Para llegar salimos temprano (la misa cantada empieza a las 10 h) por la autopista como siempre (peaje 400 CFA=0,60 €), cruzamos Rufisque por la circunvalación, N-1 hasta Diamniadio y continuamos a la izquierda (N-2 a Thiès y Saint-Louis) en vez de a la derecha (recordad que no hay señalización). Una vez en la N-2 se pasa un pueblo, Sebikotane y se gira a la izquierda a Keur Moussa (10 kms desde que se coge la N-2 al desvío de Keur Moussa y luego otros 4 kms hasta el monasterio, ante la duda preguntar siempre, desde Dakar son unos 50 kms). Llegamos justo a tiempo para ver el ambiente (estaba lleno y tuvimos que escuchar desde fuera de la iglesia), pero hay que reconocer que los cantos en wolof sonaban muy bien. Después visitamos una tienda donde venden un queso de cabra que hacen los monjes entre otras cosas y pusimos rumbo al desierto de Lompoul, regresando a la N-2 y girando a la izquierda dirección Thiès (otros 20 kms). La población de Thiès debe su desarrollo a las líneas de tren que aquí se dividían a Saint-Louis y a Mali (que es la única que en la actualidad existe todavía) y cruzarla no tiene pérdida pues viniendo de Dakar (N-2) se llega a una plaza (por el oeste) que hace de rotonda, pasando una primera salida al este que es la N-3 a Touba y luego ya al norte se continúa hacia Saint-Louis (N-2) cruzando una larga calle con restaurantes y puestos (donde paramos a tomar algo y estuvimos tan a gusto que prometimos volver a cenar a la vuelta si íbamos bien de tiempo), se pasa la vía del tren y ya se sale de la ciudad (de Dakar hasta aquí son 70 kms y a Saint-Louis 190 kms).

Llegando al campamento en el camión (Lompoul)

Llegando al campamento en el camión (Lompoul)

Continuamos por la carretera entre enormes baobabs, aldeas y pueblos como Tivaouane y su enorme mezquita (llamativo la cantidad de basura y sobre todo plásticos justo a la entrada y salida de cada pueblo), parando donde se nos antojaba y comiendo de nuestras provisiones. La carretera está decente pero no es aconsejable correr pues en cualquier momento te puedes encontrar una vaca o un rebaño entero de algo cruzando entre otras cosas.

Camp du Desert

Camp du Desert

Al llegar a Kèbémer se gira por otra carretera estrecha (que además está nueva) a la izquierda y que va hacia la villa de Lompoul y se acerca al mar (Dakar-Kèbémer son unos 140 kms y 25 kms más hasta Lompoul). Una vez allí aparcamos en una zona preparada por 1.000 CFA=1,52 €, pues para llegar al desierto hay que ir en unos camiones, llamamos a Abdou (con quien habíamos reservado la noche en el Camp du Désert y que sólo habla francés), nos entendimos como pudimos y entre unas cosas y otras estaríamos casi una hora en el pueblo, que aprovechamos para jugar al fútbol con los críos. Por fin aparecieron los camiones y junto a otra gente que venía con un tour organizado fuimos al campamento por caminos de arena y después dunas, como si estuviéramos en el rally París-Dakar vaya, algo diferente.

Dunas de Lompoul

Dunas de Lompoul

El desierto de Lompoul se extiende aquí desde las cercanas playas y hay posibilidad de alojarse en varios campamentos, nosotros reservamos por teléfono en el Camp du Désert (en francés), que cuenta con tiendas mauritanas (la nuestra era para 4), con cómodas camas, suelo de arena como es lógico y el baño era un espacio contiguo a la tienda rodeado por una valla de juncos, no había agua caliente pero uno se podía duchar (o sentarse en el wc) mientras contemplaba las estrellas de noche, que tampoco está mal. Teníamos la cena y el desayuno incluidos (media pensión) y nos costó 22.000 CFA=33,53 € a cada uno, una experiencia que yo recomendaría desde luego. Como quedaban un par de horas para la puesta de sol que mejor que irse a ver, correr o saltar por las dunas y es que para mi era la primera vez que estaba en un desierto relativamente grande.

Paseo en camello por las dunas

Paseo en camello por las dunas

Dimos una vuelta en camello por 3.000 CFA=4,57 € de unos 30`, excepto yo que no cabía y preferí ir por tierra haciendo fotos a los demás, hasta que ya el sol se escondió (pudiendo disfrutar de otra maravillosa puesta de sol que tanto me gustan) y fuimos a cenar a la tienda-comedor, junto a unos franceses que habían venido con un tour en jeeps siguiendo la costa desde Dakar (y es que es playa ininterrumpida), en un precioso ambiente con la luz del crepúsculo (después ya oscuridad) y candelabros con velas. A la cena siguió bailes y cantos africanos alrededor de la hoguera (a medida que el ambiente decaía los españoles fuimos tomando el control y empezamos con un repertorio popular), con posibilidad de tomarse algo, hasta que la gente se fue retirando excepto nosotros que nos quedamos un buen rato junto a la hoguera y charlando (con nuestro francés) con los que allí trabajaban (alguno de los nuestros dijo que fue como rejuvenecer 10 años viéndose en una hoguera en un campamento), muy agradable la verdad.

Elegante mesa para cenar

Elegante mesa para cenar

Tampoco faltó mi ratito de observación de las estrellas pues el entorno, la falta de luz y lo despejado del día invitaban a ello (abrigado que la temperatura baja por la noche en el desierto) y ya a descansar a las 2 ó 3 de la mañana tras disfrutar de un día cargado de nuevas experiencias. Hacer constar que desde hace poco se celebra anualmente el Festival du Sahel (enlace en inglés) en pleno desierto con las figuras musicales más importantes del país, como Ismael Lo y que debe tener un ambiente espectacular por lo que nos dijeron.

DÍA 9- TRES DÍAS HACIA EL NORTE: LOMPOUL Y SAINT-LOUIS

DÍA 2- SAINT-LOUIS Y SU PASADO COLONIAL

Desayunamos (perfecto también) en la tienda-comedor y nos despedimos de la gente del campamento que nos trató muy bien, nos acercaron a Lompoul en el camión y ya con nuestro coche primero de vuelta a Kèbémer y allí a la izquierda por la N-2 de nuevo hasta Saint-Louis (desde el desierto unos 130 kms) pasando por más villas y aldeas, baobabs, rebaños que se cruzaban, en fin parecido al día anterior.

¡Precaución!

¡Precaución!

Ya en la ciudad, que se encuentra en la desembocadura del río Senegal, cruzamos la parte continental, un primer puente a la isla de N`dar (donde está la mayoría de edificios coloniales) y un segundo puente a la península de la Langue de Barbarie donde reside la comunidad pesquera y se encontraba el hotel Mermoz (enlace francés), donde habíamos reservado la noche, girando a la izquierda, atravesando el barrio pesquero (con un atasco impresionante pues era la hora que los cayucos regresaban) y observando cómo es la vida diaria allí (los olores fuertes también destacaban) hasta que pasamos el cementerio, avanzamos un poco y ya vimos el hotel (no tiene pérdida pues es la única carretera que sigue al sur de la península).

Barrio pesquero y la suciedad del río Senegal

Barrio pesquero y la suciedad del río Senegal

Nos acomodamos en nuestra habitación para 4 tipo bungalow del hotel Mermoz, que estaba muy bien, con su baño completo, armarios, camas, una mesita para estar fuera, restaurante, piscina común y salida directa a la cercana playa (la Langue de Barbarie está rodeada del río Senegal a un lado y el océano al otro), un sitio recomendable que nos costó 57.500 CFA=87,65 € los cuatro sólo alojamiento (casi 14.400 CFA=21,95 € cada uno). Tras comer de lo nuestro en la habitación salimos a pasear por Saint-Louis atravesando el barrio pesquero y dejando el coche en la isla de N`dar,

Preciosa vista de los cayucos desde uno de los puentes

Preciosa vista de los cayucos desde uno de los puentes

observando todos los enormes cayucos atracados en el río Senegal y haciendo un circuito a pie viendo la catedral, la mezquita, el palacio del gobernador o el famoso puente Faidherbe (une la isla con el continente) y sus arcos metálicos y demás construcciones coloniales francesas sobre todo, con balcones de hierro forjado y puertas grandes de madera entre otras características hasta descansar tomando algo en el hotel de la Poste, junto al puente Faidherbe.

Edificio colonial del Palacio del Gobernador

Edificio colonial del Palacio del Gobernador

Saint-Louis es la segunda ciudad más importante del país, su zona colonial es Patrimonio de la Humanidad y alcanzó su punto más alto como capital del antiguo imperio colonial francés a finales del siglo XIX. Toda esta zona está suficientemente cuidada pero no tanto como esperaba, aunque sigue teniendo un paseo agradable. En la cafetería del hotel de la Poste hablamos con algunas personas que hacían de guía tanto por la ciudad como los parques naturales cercanos, quedando con uno que hablaba español y estaba libre, Babacar, para que al día siguiente y como teníamos pensado nos llevara al parque nacional des Oisseaux du Djoudj.

Puente Faidherbe

Puente Faidherbe

Nos dejó su folleto con los precios (ofrece un recorrido guiado por la ciudad por 5.000 CFA=7,62 € por persona que es para pensarlo al menos, excursiones a Lompoul, a la Langue de Barbarie y la que contratamos y os cuento en el día 10), así que ya regresamos al hotel a cenar y tomarnos algo (por ejemplo sandwich de pollo a 2.500 CFA=3,80 €) y descansar para madrugar el último día de esta escapada que iríamos más al norte todavía.

DÍA 10- TRES DÍAS HACIA EL NORTE: LOMPOUL Y SAINT-LOUIS

DÍA 3- PARQUE NACIONAL DES OISSEAUX DU DJOUDJ Y REGRESO A DAKAR

Habíamos quedado con Babacar en el propio hotel a las 8 de la mañana, así que tras desayunar y pagar la factura nos encontramos allí. La excursión al parque natural (a unos 70 kms de Saint-Louis hacia el noreste haciendo frontera con Mauritania) se hace en su propio todo terreno (viejo pero cómodo) lo cual es mucho mejor claro y cuesta 20.000 CFA=30,49 € por persona donde entra su transporte, la entrada al parque y la piragua que te lleva a ver la colonia de pelícanos.

P.N. Des Oiseaux du Djoudj

P.N. Des Oiseaux du Djoudj

Como pudimos ir comprobando a lo largo del día Babacar es un tipo divertido y entrañable, nos sentimos muy cómodos con él, su español es decente para entenderse y como conductor estuvo bien también, hasta en una aldea paró y nos compró unas coca-colas y magdalenas, todo un detalle. Pensamos que de haberlo sabido hubiera sido interesante recorrer la ciudad con alguien que te puede ir contando la historia del lugar, pero ya no había tiempo. Conviene contratarlo cuanto antes (nosotros tuvimos suerte pues fue el día anterior) para evitarse problemas, así que quien esté interesado en ello que me escriba y le daré email y teléfono (con su propio consentimiento, claro).

Cocodrilo en el río

Cocodrilo en el río

La excursión a Djoudj dura unas 7-8 horas, por lo que entre las 2 y 3 de la tarde estaríamos de vuelta. Salimos de Saint-Louis por la N-2 hacia el norte hasta que ya se fue desviando por pistas de tierra (como ya íbamos con guía tampoco me quedé con cómo llegar) hasta la entrada al parque, todo ello entre animadas conversaciones. Allí picamos algo de lo nuestro y avanzamos hasta el embarcadero de las piraguas, donde nos tocó esperar un buen rato (había bastante gente y mucho extranjero, o sea, blanco). Esta reserva natural está en un gran meandro del río Senegal y se pueden observar cocodrilos, serpientes, jabalíes pero sobre todo aves y en particular una gigantesca colonia de pelícanos,

Enorme colonia de pelícanos

Enorme colonia de pelícanos

motivo por el cual (al ser uno de los primeros humedales permanentes después del Sáhara) y dada su importancia es Patrimonio de la Humanidad y zona de especial conservación. El recorrido por el río en piragua se extiende hasta las dos horas (por lo que una prenda de cabeza puede venir bien) y fuimos viendo varios tipos de aves, jabalíes en la ribera del río e incluso algún cocodrilo aunque costó verlo. Babacar también vino y nos iba contando cosas, hasta que empezaron a aparecer pelícanos y llegamos a una gran colonia de miles de individuos, impactándonos su tamaño y lo cerca que pasaban planeando de la piragua o sobre nuestras cabezas, eso sí, cuando el viento traía el olor hacia nosotros tocaba sufrir un poco.

Pasando cerca de la barca

Pasando cerca de la barca

Después del plato fuerte del día Babacar nos llevó hasta la orilla de un lago con un observatorio de aves desde donde se veían flamencos, garzas y demás aunque un poco lejos, allí también nos enseñó cómo ponerse un pañuelo mauritano para cubrirse del sol y hacernos unas fotos ya de paso. Nos quedaba ya el camino de vuelta parando en alguna aldea y charlando tranquilamente, llegar al parking del hotel Mermoz en Saint-Louis para coger nuestro coche y despedirnos de Babacar agradeciéndole su trato y con la impresión de que no pudimos dar con un tipo mejor para esta excursión. Comimos algo en la zona colonial de Saint-Louis, en el Flamingo concretamente (que también es local nocturno y con actuaciones en directo los fines de semana) muy cerca del puente Faidherbe, a un precio razonable y salimos para Dakar algo tarde, pues por delante teníamos 260 kms de N-2 senegalesa.

Babacar nos mostró cómo ponerse un pañuelo mauritano

Babacar nos mostró cómo ponerse un pañuelo mauritano

Durante el recorrido la gendarmería senegalesa nos paró (sin problemas) y sin prisa pero sin pausa llegamos a Thiès anocheciendo donde nos detuvimos a cenar en el mismo sitio que a la ida (muy bien aunque desafortunadamente no apunté el nombre, está en la avenida principal, Léopold Senghor, tiene una terraza con toldo y dos o tres plazas de parking propias). Por último la siempre peligrosa entrada a Dakar (particularmente de noche) llegando a casa cansados pero sintiéndonos afortunados por lo vivido durante estos tres vibrantes días. Como resumen sólo puedo contaros que tener la oportunidad de vivir aquí varios meses me aportó, enseñó y recordó muchas cosas (positivas en su inmensa mayoría) y que quien decida viajar aquí con mentalidad abierta, prestando atención a los detalles y olvidándose de cómo vivimos en España no le decepcionará. ¡Muchas gracias por haber llegado hasta aquí y hasta pronto!.

Anuncios

12 comentarios (+add yours?)

  1. Jordi (milviatges)
    Ene 18, 2014 @ 12:24:48

    Fenomenal! Me guardo el post porque tenemos Senegal y Gambia en el punto de mira. Nos seguimos por tq y face si quieres!
    Saludos de http://www.milviatges.com/es

  2. losviajesdehermes
    Ene 18, 2014 @ 16:24:54

    Sin duda nos podemos seguir, espero que el relato os pueda ayudar!! un saludo!!!

  3. aldelatorre
    Ene 21, 2014 @ 08:17:37

    Hola Rodri!!! Muchas gracias por la visita y enhorabuena por tu entrada!!! Vaya viajado te has dado!! una pena no haberte conocido allí 🙂 Seguimos en contacto!! Un abrazo!!

  4. losviajesdehermes
    Ene 21, 2014 @ 12:39:27

    Hola Almu! gracias por tu mensaje, pues si una pena no haberse conocido allí desde luego!! pues nada espero que vaya bien, un saludo!!!

  5. leer mas
    Feb 03, 2014 @ 09:34:46

    Gracias por compartir con todos nosotros toda esta amena información. Con estos granitos de arena hacemos màs grande la montaña Internet. Enhorabuena por este blog.

    Saludos

    leer mas http://www.londonenglishhouse.com

  6. losviajesdehermes
    Feb 10, 2014 @ 23:40:42

    Muchas gracias!! me alegro que te haya gustado!!

  7. faby
    May 05, 2014 @ 17:01:51

    un maravilla Rodri y que ganas de ir por alli y hasta quedarse a vivir !!

  8. losviajesdehermes
    May 09, 2014 @ 11:39:43

    Muchas gracias por tu comentario Faby, me alegro te haya gustado y si te animas ya me preguntas, un saludo!!

  9. Asun
    Abr 08, 2015 @ 12:22:57

    Soy Asun, mi marido tiene que ir 10 dias al mes a trabajar y yo ya he ido 2 veces porque no he resistido la tentación.
    Conocí a Babacar y me lo pasé estupendamente.Me ha gustado mucho tu post, me lo guardo poque quiero volver y seguire tus pasos.
    Si el trabajo se afianza, no descartamos ir a vivir, a mí me ha enganchado la libertad que se siente alli.

  10. losviajesdehermes
    Abr 08, 2015 @ 22:17:26

    Muchas gracias Asun!!! me alegro de que te haya sido útil y puedo entender que os haya encantado jejeje!!!

  11. Edu riera
    Sep 06, 2016 @ 19:24:18

    Hola Hermes , lo has bordado . Informacion real y util. nosotros tenemos un pequeño negocio en la ciudad de thies y senegal es tal y como lo cuentas . son unos puñeteros negociantes , constantes ajajajajajaj , pero buena gente , hay de todo como en botica .
    me ha gustado mucho tu recorrido y lo tenedremos en cuenta en el proximo viaje a ver si dedicamos unos dias para hacer turismo y no tanto trabajar.. cualquier cosa que necesites puedes contactar con nosotros a traves de http://www.odpweb.com

    Edu Riera . Saludos.

  12. losviajesdehermes
    Sep 16, 2016 @ 08:59:02

    Muchas gracias Edu y tomo nota!! me alegro que te haya gustado y te pueda resultar útil, cualquier cosa me dices!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: