Inicio

TAI-4, CHIANG RAI Y TRIÁNGULO DE ORO

DÍA 16 (11)- 10/04/13 SEGUIMOS AVANZANDO HACIA EL NORTE LLEGANDO A CHIANG RAI

Pese a no llegar muy tarde a la nueva estación de autobuses de Chiang Mai no pudimos coger el bus a Chiang Rai hasta las 13.30, por lo que ya comimos allí del 7eleven. Para llegar a la estación “arcade” de largo recorrido usamos un taxi común a 40 THB=0,99 € cada uno, está a unos 3 kms al noreste de la ciudad antigua y no hay que confundirla con la de buses para la provincia que está al norte del centro. La compañía en la que fuimos se llamaba “Greenbus” y cubre toda esta zona, el billete costó 144 THB=3,58 € por cabeza tardando unas tres horas y media en cubrir los 175 kms que separan ambas ciudades, pero es que desde luego no podía ir muy rápido ya que es una zona montañosa. Al menos las vistas de las montañas entre los valles animaron el trayecto hasta llegar casi a las 5 de la tarde a Chiang Rai, ciudad que cuenta con algo más de 60.000 habitantes y que sería nuestro paso previo antes de cruzar a Laos.

Siguiendo con el criterio habitual y dado que saldríamos también en autobús buscamos alojamiento en los alrededores de la estación antigua (que es donde nos dejó el bus, aunque antes paró en la nueva que está alejada del centro), encontrando finalmente la “Tanya Guesthouse” en el nº 30 de Sampanard Road la cual tenía una amplia habitación con dos camas, ventilador, TV, wifi y baño propio que costaba 300 THB=7,48 € por noche. Su simpático y amable propietario nos puso al día de todo dándonos también un mapa fotocopiado que fue de gran utilidad, saliendo a recorrer la ciudad al atardecer después y cruzando su mercado nocturno, muy próximo a la estación de autobuses y al alojamiento por lo tanto, no tan grande como el de Chiang Mai, como es lógico, pero muy animado igualmente. Nos detuvimos en la torre del reloj (en una rotonda) la cual estaba iluminaba de un color determinado (creo que era azul en ese momento) y a las horas en punto cambiaba de tono al son de la música creando un agradable espectáculo, además tuvimos suerte y justo al llegar se produjo uno de los cambios, que duraría un cuarto de hora por lo menos. Regresamos al mercado nocturno y más concretamente a su zona de comidas, una plaza llena de sillas y mesas rodeada de un montón de puestos con diferentes tipos de comida, decantándonos por unos pinchos y una fritura que costó 120 THB=2,98 € con la bebida. Sólo quedaba ya irse a descansar y asearse pues nos levantaríamos pronto al día siguiente.

DÍA 17 (12)- 11/04/13 TRIÁNGULO DE ORO Y “WHITE TEMPLE”

Una vez listos y tras preguntar a nuestro anfitrión nos acercamos a la estación de autobuses para buscar el que iba al triángulo de oro, la famosa región fronteriza que en su día fue el epicentro del tráfico de opio, encontrando una furgoneta de la compañía “Greenbus” que iba hasta allí parando antes en Chiang Sae, población que ya da al río Mekong (45 THB=1,12 € hasta dicho pueblo y 50 THB=1,24 € hasta el triángulo de oro). La distancia a recorrer era de unos 60 kms y tardamos una hora y cuarto más o menos, bajándonos en Chiang Sae porque por algún motivo pensamos que ya no continuaba hasta el triángulo, cosa que como luego supimos no era así.

Fronteras en el Triángulo de oro (foto prestada)

Fronteras en el Triángulo de oro (foto prestada)

Dimos una pequeña vuelta por la calle principal del pueblo viendo un mercado que había y algún pequeño templo y ruina, cogiendo después un taxi común (camioneta) de color azul por 20 THB=0,50 € por cabeza hasta Sop Ruak, que es donde está el triángulo de oro físicamente (pues con este nombre se conoce a una región más amplia) o dicho de otro modo donde confluyen las fronteras de Tailandia, Laos al otro lado del Mekong y Myanmar en la misma orilla pero atravesando un afluente, todas ellas visibles desde un pequeño mirador. Una vez allí me percaté de que me había dejado la cámara de fotos, así que no pude inmortalizar el enorme Buda que hay y el monolito que indica donde queda cada país, pero bueno tampoco era el fin del mundo.

Vista general del templo

Vista general del templo

Continuamos paseando por la zona que cuenta con muchos puestos de recuerdos, aunque yo estaba más interesado en los de comida, que estaban en una casa de madera junto al río, eligiendo unas raciones de arroz con pollo por 120 THB=2,98 € los dos. Decidimos volver a Chiang Rai pero esta vez seguido (ya nos dimos cuenta de que las furgonetas salían directamente desde aquí), así que pagamos los 50 THB=1,24 € cada uno llegando con tiempo suficiente de ir al alojamiento a por la cámara y regresar a la estación para coger otro bus, esta vez dirección Pha Yao (carretera 1 hacia el sur) por 20 THB=0,50 € cada uno, el destino no era otro que el espectacular Wat Rong Khun o “White Temple”, un moderno templo construido en 1997 que está a 13 kms de Chiang Rai, lo mejor para no equivocarse de parada es preguntar al conductor o a la gente, nosotros no tuvimos problemas y nos lo indicaron.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La primera visión del Wat Rong Khun es una pasada, parece salido de un cuento y no se parece en casi nada a cualquier otro templo de los que visitamos, es único, esa tarde había un poco de bruma que contrastaba con su resplandor blanco y estábamos prácticamente solos al ser ya casi la hora del cierre (5 de la tarde), pero por contra ya no pudimos acceder al interior del edificio principal que además estaba en obras según un cartel, paseando igualmente alrededor del templo y disfrutando de otras zonas que son de libre acceso.

Primer plano del puente

Primer plano del puente

Estuvimos allí hasta aburrirnos (cosa difícil con semejante construcción) y al atardecer fuimos a la carretera a esperar algún bus, pero eran ya casi las 7 de la tarde y por lo visto no había, o eso nos dijo un trabajador del templo que ya se iba y que tuvo la amabilidad de llevarnos a la ciudad (y gratis), está claro que gracias a él no nos quedamos tirados aunque no seamos de hacer “autostop”. Para acabar el día repetimos los pasos de la jornada anterior volviendo a ver la torre del reloj iluminada al cambio de hora, la zona de comidas del mercado nocturno para cenar (esta vez pinchos y gambas con bebidas por 110 THB=2,74 € los dos) y al alojamiento a descansar dando por buenas las visitas realizadas, por lo que al día siguiente ya pondríamos rumbo a Laos.

DÍA 18 (13)- 12/04/13 ENTRADA EN LAOS CELEBRANDO SU AÑO NUEVO

Nos levantamos temprano cogiendo el bus de las 9 (paso uno a las 8.15 que iba a tope) hasta Chiang Khon, que es donde está unos de los puestos fronterizos entre Tailandia y Laos, el autobús era viejo y sin aire acondicionado, cosa habitual en los trayectos cortos (este era de 130 kms y costó 65 THB=1,60 € por barba, tardando algo más de dos horas). Durante el trayecto ya vimos gente, sobre todo niños y adolescentes, tirando agua a los lados de la carretera y es que estábamos ya muy próximos a la fiesta del año nuevo budista (conocida también como fiesta del agua), que se celebra en la mayoría de los países de la zona y de la que disfrutamos sobre todo en Laos, como explico en su relato.

Orilla tailandesa de la frontera

Orilla tailandesa de la frontera

Una vez en Chiang Khon cogimos un tuk-tuk a precio fijo de 30 THB=0,75 € hasta el embarcadero y la frontera, que no estaba excesivamente lejos pero suficiente al ir con el equipaje y nuestras bolsas tan mal elegidas como indiqué en la introducción general al viaje de 101 días. Nos despedíamos de Tailandia sólo temporalmente, por lo que ahora os doy dos opciones como si esto se tratara de un libro de “elige tu propia aventura…”, la de continuar a Laos o seguir por las playas tailandesas, haciendo constar que el que quiera visitar sólo Tailandia podría volar a Bangkok como paso previo a ir a las playas desde Chiang Rai con compañías low cost como Air Asia, Nok Air o Bangkok Airways. Por último repito aquí la explicación sobre el paso fronterizo y la obtención del visado on-arrival (en frontera) para Laos que también figura en su relato.

Información del paso fronterizo Chiang Khon (TAI)-Huay Xai (LAO) y del visado on-arrival para Laos:

Al llegar al lado tailandés nos sellaron el pasaporte de salida en una pequeña oficina, bajamos andando al muelle de las barcas que entre 5-10 minutos cruzan el río Mekong hasta el lado laosiano y que cuesta 40 THB=0,89 € cada uno. Ya en Laos nos recibieron las banderas del país y la comunista y hay una oficina donde se hace el trámite del visado. Hacer constar que el visado on-arrival (al llegar) es válido para 30 días y está disponible en la mayoría de pasos fronterizos y aeropuertos, pero no en todos (repito el enlace el Ministerio de Exteriores con los pasos habilitados en la sección documentación y visados). Primero rellenamos dos formularios (vienen en inglés y laosiano) por persona con los datos personales y algunas preguntas de las típicas de sí o no, hace falta una foto de carné y se entregan cumplimentados junto al pasaporte y 35 $=25,69 €, sólo aceptan dólares americanos como ya he dicho.

Visado para Laos

Visado para Laos

Tardan un buen rato, calculo que estuvimos allí esperando una media hora junto a un par de personas que también cruzaban en ese momento, hasta que nos entregaron el pasaporte con el sello de entrada y el visado, que ocupa una página entera ya con la inscripción “used” (usado). Por último comentar que en la frontera hay una oficina de cambio del gobierno, que aunque pensaba que no sería el mejor (no cambiamos allí) resultó serlo, pues el baht tailandés estaba a 1 THB=265 LAK (kip laosiano) y en el pueblo estaba a 1 THB=263 LAK, como veis un lío de divisas entre THB, LAK y $.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: