Inicio

MY-2, KUALA LUMPUR Y CUEVAS DE BATU

DÍA 4 (65)- 03/06/13 EN TREN HASTA LA CAPITAL DEL PAÍS, KUALA LUMPUR

Salimos puntual a las 2 de la tarde de Butterworth teniendo un viaje muy cómodo en las literas con tiempo para todo, echarnos una siesta, escribir notas para el blog, ir observando el paisaje desde la amplia ventana que teníamos, leer e incluso jugar con varios niños que estaban en el mismo vagón (apenas vimos occidentales).

Alejándonos de Penang y llegando a Butterwoth

Alejándonos de Penang y llegando a Butterwoth

El tren en Malasia está más que bien, nos dimos una vuelta viendo el inmejorable aspecto de las camas de 1ª clase (las literas eran de 2ª y también estaban genial) y los asientos de 1ª y 2ª clase (los más económicos, 19 MYR=4,69 € el trayecto) todos ellos con pintas de ser cómodos, además había posibilidad de comer a bordo ya que iban pasando un carrito con cosas, nosotros pedimos arroz y noodles (11 MYR=2,70 €). No muy lejos de por donde iba el tren dejábamos más al interior la famosa región de las “Cameron Highlands” famosa por sus plantaciones de té, que no visitaríamos. Fueron unas 7 horas de viaje llegando a Kuala Lumpur pasadas las 9 de la noche, aunque por suerte habíamos reservado habitación en el Central Lodge muy cerca de la estación (tercer piso del nº 4 de la calle Tun Sambanthan), estratégicamente situado entre ésta y el monorraíl, fue a través de la web de hostelworld y costó un poco más de 10 € la noche la habitación doble (pagamos 5,67 € como reserva y 144 MYR=35,50 € al llegar para 4 noches), era justito pero cómodo por la situación con desayuno básico incluido, máquina de agua, baño y ducha común, wifi, ventilador y ascensor, todo estaba bastante limpio y el dueño se desvivió para ayudarnos en todo lo que preguntábamos. Hacer constar que los malayos abrevian Kuala Lumpur como KL, que sigue siendo la capital legislativa del país (las demás funciones se trasladaron a la ciudad de Putrajaya) y que cuenta con casi 2 millones de habitantes (si a eso sumáramos la zona metropolitana aumentaría considerablemente). Ya al día siguiente iríamos descubriendo los puntos fuertes de la ciudad, nosotros acabamos este comprando cena en los alrededores y yendo a descansar.

DÍA 5 (66)- 04/06/13 KUALA LUMPUR (KL) Y SU “LITTLE INDIA” Y “CHINATOWN”

El desayuno básico consistió en tostadas y té que fueron suficientes, empezando la jornada con la intención de recorrer a pie los barrios omnipresentes de todas las ciudades malayas, “little india” y “chinatown”, siguiendo en parte los dos circuitos a pie propuestos en la guía para ambas zonas.

Las torres Petronas a lo lejos

Las torres Petronas a lo lejos

La red de transporte público de KL está bastante bien y tiene metro, monorraíl y trenes de cercanías que se pueden combinar para llegar a los principales lugares de interés, si bien hay que comprar los billetes por separado para cada uno de ellos (dejo aquí un enlace con el mapa del transporte público). Para llegar al inicio del recorrido por “little india” cogimos el monorraíl en la cercana estación de Tun Sambanthan hasta la de Medan Tuanku por 2,10 MYR=0,51 € cada uno, los precios variaban en función del número de estaciones y el “billete” era una ficha redonda. Desde esta estación fuimos bajando hacia el sur pasando por la calle central del barrio llamada Tunku Abdul Rhaman observando el colorido que daban las numerosas tiendas de telas que hay por aquí y los puestos de ropa, aprovechamos para cambiar dólares en un local que lo ofrecía a 1 $=3,04 MYR, uno de los mejores que habíamos visto hasta la fecha, llegando a la famosa mezquita de Masjid Jamek a la que desafortunadamente no pudimos acceder al estar cerrada por reformas. Comimos en un económico bufet indio que había muy cerca de la mezquita por 10 MYR=2,46 € los dos, 5 MYR=1,23 € cada plato de arroz, vegetales y pollo que estaba justo en el límite del picante que puedo soportar (que no es mucho).

Nuestra siguiente parada sería la famosa plaza Merdeka, epicentro de la antigua ciudad colonial y el lugar desde que el país proclamó su independencia. Es una gran explanada con un mástil y una bandera enorme y varios edificios de interés como el del sultán Abdul Samad. Entramos por unos jardines con una fuente que hay en su parte norte, desde donde se ve la catedral de Santa María, recorriendo después la explanada de la plaza y visitando la exposición de una galería que era gratuita (Kuala Lumpur city gallery) y contaba con una gran maqueta de toda la ciudad. Desde allí enlazamos con el circuito por “chinatown” cruzando la calle Lebuh Pasar Besar y girando a la derecha en Hang Kasturi hasta el mercado central, un bonito edificio repleto de puestos con artesanía, ropa, joyas, relojes, casi de todo.

Calle Petaling, "Chinatown"

Calle Petaling, “Chinatown”

Callejeamos un poco más entrando en la famosa calle Petaling en su extremo norte, que es el verdadero eje central de “chinatown” y hace las funciones de mercado nocturno o diurno, lo mismo es, pues también está llena de puestos de todo tipo, se puede regatear y aunque no se compre merece la pena darse una vuelta a curiosear (tiene hasta techo, ideal en caso de lluvia). Nosotros nos lo tomamos con calma y nos propusimos regresar el último día para hacer las compras pertinentes, visitando también un templo hinduista en la calle Tun SH Lee (una de las paralelas a Petaling) llamado Sri Mahamariamman y que destaca por su torre de entrada con todo tipo de detalles.

Mezquita Nacional

Mezquita Nacional

Empezó a llover ligeramente y anduvimos hasta la estación de tren de Kuala Lumpur (no confundir con KL Sentral, que es la principal y la que nos quedaba cerca del alojamiento) acercándonos a la Mezquita Nacional pero sin suerte, pues sólo dejan acceder a los occidentales a ciertas horas (y no llegamos en una de las que se podía). Cogimos el cercanías de KL a KL Sentral (1 MYR=0,24 € cada uno, es sólo una estación y el billete es de papel más normal en vez de una ficha), aprovechando la cantidad de locales que hay en la segunda (la principal) para cenar en un local de comida rápida por 25 MYR=6,16 € los dos y comprar unos pasteles de postre que tenían muy buena pinta, acabando este agotador día (por todo lo que andamos) en nuestra guesthouse para ducharnos y relajarnos tras las buenas impresiones que KL nos había transmitido.

DÍA 6 (67)- 05/06/13 EL KLCC (CON LAS PETRONAS) Y EL TRIÁNGULO DORADO

Después de prepararnos y desayunar en el alojamiento nos disponíamos a visitar el símbolo de la ciudad y del país en general, las impresionantes torres Petronas que en su día fueron el edificio más alto del mundo con sus 452 metros.

El monorraíl de KL

El monorraíl de KL

Para llegar hasta ellas, en la zona del Kuala Lumpur City Centre (KLCC), utilizamos el monorraíl desde la cercana parada de Tun Sambanthan hasta la de Bukit Nanas (2,10 MYR=0,51 € cada uno), teniendo que andar un rato hasta encontrar de frente el espectacular edificio al que da nombre la compañía malaya de petróleo y gas Petronas. Lo miramos desde todos los ángulos posibles encontrando la mejor panorámica y las mejores fotografías desde el parque del KLCC, muy cuidado y con bancos para sentarse y un pequeño lago, todo ello tras cruzar el enorme centro comercial que ocupa la base de las torres pues llegamos a ellas desde el lado opuesto al parque. Hay un mirador en la planta 41 (coincide con el puente que une las dos torres) pero que costaba 80 MYR=19,70 € por cabeza, desechando la idea al parecernos muy caro y saber que casi por la mitad podríamos subir a la Menara KL Tower, una torre de comunicaciones con otro mirador y la ventaja de que se ven las torres Petronas (cosa que en su propio mirador sólo se hará parcialmente).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nos propusimos volver de noche para ver el edificio iluminado, continuando nuestro recorrido del día hasta el animado barrio del Triángulo Dorado (bajando por las calles P. Ramlee primero y Sultan Ismail después), con muchos comercios aunque sin nada especial que visitar, además empezó a llover un poco aprovechando para comer allí en un restaurante indio por 16 MYR=3,94 € los dos y regresando al guesthouse cogiendo el monorraíl en Bukit Bintang hasta Tun Sambanthan por 1,80 MYR=0,44 € cada uno. Al atardecer y apenas sin lluvia volvimos a “nuestra” estación de monorraíl y nos bajamos en Raja Chulan (2,10 MYR=0,51 €) con la intención de subir al mirador de la Menara KL Tower, que está muy cerca de dicha estación, costando 47 MYR=11,58 € por cabeza, las vistas desde luego son buenas y lógicamente lo que más destacaba era las torres Petronas, comprobando la potente iluminación que tenían, si bien es cierto que nos gustaron más las vistas y fotos que conseguimos desde el parque del KLCC.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras esta visita nos dirigimos al citado parque (comiendo en un restaurante chino por el camino a 24 MYR=5,91 € los dos) obteniendo algunas de las fotos que aquí podéis ver, con lo que queda claro que venir a ver el edificio estrella de la ciudad de noche es una experiencia imprescindible, más si cabe con el gran ambiente y animación que reinaba en el lugar. Regresamos al “Central Lodge” en metro desde la parada del KLCC a la de KL Sentral (también 2,10 MYR=0,51 € cada uno) para descansar ya con la impresión de que dos días son suficientes para visitar los lugares de mayor interés de Kuala Lumpur, y eso que todavía nos quedaba uno en el que haríamos una recomendable excursión por los alrededores.

DÍA 7 (68)- 06/06/13 VISITA A LAS CUEVAS DE BATU

Finalmente nos decantamos por las cuevas de Batu como excursión de un día por los alrededores de KL, desbancando la de Kuala Selangor para ver luciérnagas de noche por la falta de transporte de vuelta, según la información que nos dio el dueño de nuestro alojamiento y la oficina de turismo de la estación de KL Sentral.

Acceso a las cuevas de Batu

Acceso a las cuevas de Batu

Las cuevas están a 13 kms al norte de la ciudad y albergan un templo hinduista en su interior, previa subida de 272 escalones claro, ni más ni menos, además la zona está llena de monos que le dan un toque divertido a la visita. Llegamos a ellas desde la estación de KL Sentral con la línea 2 de cercanías (línea de Port Klang) dirección a Batu, que es la última parada, tardando algo menos de media hora y por sólo 2 MYR=0,49 € cada uno, menos que un billete de metro o monorraíl para algunas zonas. Una vez allí impresiona ver las enormes escaleras que ascienden junto a la estatua de la divinidad hindú Murugan que preside el lugar, aunque en cuanto aparecen los primeros monos jugando por las barandillas o en las árboles cercanos uno se olvida de lo demás. Acceder a las cuevas era gratis y había bastante gente pero tampoco es que estuviera abarrotada, comenzamos a subir hasta llegar a la enorme oquedad que hace de entrada, desde la que se apreciaba una buena vista de la urbe de Kuala Lumpur, con más monos por todos lados con los que también hay que tener cuidado pues no será la primera vez que se llevan una cámara de fotos o algo, de momento vimos a algunos bebiendo de una botella de coca-cola que había por ahí tirada.

Interminable escalera

Interminable escalera

Mono en la escalera

Mono en la escalera

Dentro y entre un olor un tanto fuerte vimos los santuarios y templos hinduistas y a algunos de sus monjes, haciendo constar que la visita es rápida y que con medio día basta para hacer la excursión. Bajamos y buscamos un sitio para comer, pues justo enfrente de las escaleras hay unos cuantos restaurantes y casi todos, como es lógico, indios, pidiendo unos “naan” o panes planos con vegetales en uno de ellos por 15 MYR=3,70 € los dos que nos sentaron de maravilla.

Vista de la ciudad desde las cuevas

Vista de la ciudad desde las cuevas

Antes de coger el tren de vuelta Charo se hizo un tatuaje de henna aprovechando el puesto de una mujer que los ofrecía por 5 MYR=1,23 €, la verdad es que no quedó mal. Dedicamos la tarde a realizar gestiones y reservas para nuestros siguientes pasos por Malasia, teniendo que buscar una alternativa al tren para ir a la costa noreste y acercarnos a las islas Perehentian ya que estaba completo, pues según nos dijeron coincidían que empezaban las vacaciones los escolares, encontrando al final un vuelo para el día siguiente de Malaysia Airlines a Kota Barhu por 197 MYR=48,55 € cada uno con la maleta incluida.

Templo en el interior

Templo en el interior

Dada la ocupación de los trenes compramos dos billetes para llegar a Malaca y a Singapur en los días que calculamos, reservamos el alojamiento en Kota Barhu (llegaríamos por la tarde), nos informamos de las opciones para llegar al aeropuerto (gracias al propietario de la guesthouse sobre todo) y hasta recogimos la ropa que dejamos en la lavandería del albergue de “Hosteling International” (junto al nuestro) a 4 MYR=0,98 € el kilo, iré describiendo todos estos transportes y alojamientos cuando toque. Nos quedó tiempo de dar una vuelta por el enorme mercadillo de la calle Petaling, en el barrio chino, llegando hasta allí con el monorraíl desde Tun Sambanthan a Maharajalela (1 parada y 1,20 MYR=0,30 € por persona) y entrando de lleno en el curioso juego del regateo…relojes, ropa, recuerdos, en fin había de todo y no volvimos con las manos vacías. No nos importó cenar otros “naan” en un restaurante indio (pagamos por los dos 10 MYR=2,46 €) antes de regresar a descansar con la tranquilidad de tener los desplazamientos de los días siguientes resueltos y con un sentimiento de gratitud hacia el dueño por su útil ayuda en todo momento.

Simpática foto de los monos de Batu

Simpática foto de los monos de Batu

DÍA 8 (69)- 07/06/13 VUELO Y PASEO POR KOTA BARHU

Por la mañana hicimos un segundo intento de entrar en la Mezquita Nacional (1 MYR=0,24 € el cercanías de KL Sentral a KL) y aunque estábamos dentro de las horas que según ponía se podía visitar nos dijeron que no era posible por alguna historia que no recuerdo, así que nos quedamos sin verla por dentro, dando un paseo por la zona de los jardines del lago, donde había ciervos en un recinto y pasamos junto al museo de Arte Islámico y el planetario (no entramos), un paseo agradable teniendo en cuenta que el día era bueno. Regresamos en el cercanías con tiempo para dirigirnos a la estación de KL Sentral otra vez pero con el equipaje, resumiendo aquí lo referente a los aeropuertos de KL y formas de llegar hasta ellos.

Estación de KL Sentral

Estación de KL Sentral

Información sobre los aeropuertos de KL y maneras de llegar a ellos desde KL Sentral:

En primer lugar hay que distinguir entre los dos aeropuertos, el KLIA (Kuala Lumpur International Airport, enlace en inglés) que es de donde salen todas las compañías grandes y por supuesto Malaysia Airlines, así pues es al que íbamos. El otro es el LCCT (Low Cost Carrier Terminal), una antigua terminal de carga en la que opera Air Asia. Pese a que los dos están muy cerca, desde la estación de tren sale un autobús a cada uno de ellos, por lo que hay que tener mucho cuidado de no confundirse. Ambos suelen salir cada media hora y tardan una en llegar, el del KLIA cuesta 10 MYR=2,46 € y el del LCCT 8 MYR=1,97 €. En el caso de que lleguéis al LCCT preguntad siempre el precio pues hay otros autobuses que cuestan más y también van a la estación (nosotros pasamos una vez por aquí desde Taiwán para ir a Bangkok y acabar nuestra aventura). Al KLIA es posible llegar en tren directamente (no al LCCT) por 35 MYR=11,09 €, más caro pero lógicamente será más rápido y cómodo (kliaekspres.com, en inglés). Nosotros cogimos el autobús de las 11.30 horas (airportcoach.com.my, en inglés) por los ya mencionados 10 MYR cada uno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: