Inicio

MY-1, ISLA DE PENANG

DÍA 1 (62)- 31/05/13 ENTRAMOS EN MALASIA CON DIRECCIÓN A PENANG

Como recordatorio llegamos al puesto fronterizo de Bukit Kayu Hitam (al oeste de la divisoria entre Tailandia y Malasia) procedentes de Ao Nang (Tailandia), tras recorrer 275 kms hasta la ciudad de Hat Yai, cambiar de furgoneta y otros 55 kms hasta la frontera (el trayecto completo de Ao Nang a Penang nos costó 650 baths tailandeses=16,16 € por persona).

Información del paso fronterizo de Bukit Kayu Hitam (entre Tailandia y Malasia)

La frontera con Malasia está en el pueblo de Danok por la carretera 2 tailandesa y no tiene ningún misterio pasarla, pues no hace falta visado para ninguno de los dos países,

Sello de Malasia

Sello de Malasia

por lo que únicamente nos pusieron el sello de salida de Tailandia y el de entrada de Malasia, que permite permanecer en el país hasta 90 días (tres meses) en lo que ellos conocen como “West Malaysia and Sabah”, que se refiere a la Malasia peninsular y a la parte norte de la isla de Borneo (Sabah), hay otra provincia en el sur de Borneo que te pone su propio sello de entrada (como luego descubrimos) aunque sea el mismo país, se llama Sarawak. La furgoneta esperó hasta que estuvimos todos y a nadie de los que íbamos nos registraron el equipaje.

Desde aquí hasta la ciudad de Georgetown había 140 kms por una autopista de peaje que estaba muy bien, cruzando el puente que une la isla de Penang con el continente (apenas a 2 kms en su punto más cercano) y llegando a dicha ciudad, que es la más importante de la isla y está al noreste, sobre las 2 y pico de la tarde. La furgoneta nos dejó en el centro, por donde buscamos alojamiento eligiendo al final el Ping Seng Hotel en el nº 82 de la Love Lane (en el enlace la calle no es la correcta), nos costó 30 MYR=7,39 € la habitación doble por noche y tenía ducha (pero el WC estaba fuera), ventilador y toallas, en la zona común había wifi también.

Céntrica calle de Georgetown

Céntrica calle de Georgetown

Como se puede deducir por el nombre estábamos en la parte china de la ciudad, pues en todas las ciudades malayas había una “chinatown” y una “little india”. Tras descansar salimos a pasear por la primera, cenamos en una plaza llena de puestos de comida que había junto al mar (fish and chips por 16 MYR=3,94 € los dos) y regresamos por la parte india. Las primeras impresiones eran las de una ciudad colonial algo descuidada. Hacer constar que previamente habíamos conseguido nuestros primeros ringgits malayos (MYR) en una casa de cambio canjeando dólares americanos (1 $=2,95 MYR) y baths tailandeses (1 THB=0,10 MYR).

DÍA 2 (63)- 01/06/13 VUELTA EN MOTO POR LA ISLA DE PENANG

Dado que el tamaño de la isla era ideal para recorrerla en moto (20 kms en la parte más larga y 15 kms en la ancha) buscamos un sitio para alquilar una después de desayunar.

Librería donde alquilamos la moto

Librería donde alquilamos la moto

En el número 473 de la calle Lebuh Chulia (muy cerca del hotel) encontré la H.S. Sam book store (librería) que también alquilaba motos por 25 MYR=6,16 € el día (y con el depósito lleno para devolverla igual), dejando una fianza de 150 MYR=36,97 € y por primera vez en el viaje por el sudeste asiático…¡me pidieron el carnet de conducir! ¡se me cayeron hasta las lágrimas!. El dueño era muy amable y me explicó todo lo que pudo, eso sí mapa no me dio como es lógico ya que era una librería y los vendían, pero llevaba la guía de todas formas, la edición de 2007 de Lonely Planet prestada, como de costumbre, por mis amigos del recomendable blog somosnómadas a los que agradezco su ayuda, una vez más. Ya motorizados nos acercamos a la Torre del reloj y al fuerte Cornwallis, que es donde se encontraba la oficina de información turística pero estaba cerrada. Desde allí nos cruzamos la ciudad (unos 8 kms al oeste) por avenidas principales para llegar al barrio de Air Itam, que es donde está el templo budista más grande del país, el Kek Lok Si, un precioso lugar que se empezó a construir a finales del siglo XIX y merece la pena visitarse. Dejamos la moto en el parking por 1 MYR=0,24 € y accedimos a la conocida como pagoda de los 10.000 Budas (entrada 2 MYR=0,49 €), que tiene influencias arquitectónicas birmanas, tailandesas y chinas según la planta en la que se esté, pudiendo subir hasta arriba para apreciar las magníficas vistas de la ciudad (además el día era espléndido y acompañaba).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A continuación cogimos el funicular que lleva a la estatua de Kuan Yin (diosa de la misericordia) y cuesta 5 MYR=1,23 € ida y vuelta por persona, paseando alrededor del impresionante monumento de bronce de casi 37 metros de altura, que también ofrece buenas vistas al estar en la parte más elevada del templo. En general todo el recinto estaba impecable, había varias tiendas para comprar objetos budistas y recuerdos y también mucha gente entre turistas (no muchos occidentales) y fieles, de hecho tuvimos la suerte de presenciar unos cantos en directo.

Playa en Penang

Playa en Penang

Con la moto

Con la moto

De nuevo en la moto fuimos hacia el norte hasta llegar a la carretera costera (la nº 6), cruzando pueblos turísticos como Batu Ferringhi (donde comimos en un McDonald`s por 17 MYR=4,19 € los dos) y calas interesantes, aprovechando para parar en algunas de ellas. Pasamos Teluk Bahang siguiendo la ctra. 6 (el parque nacional de Penang quedaba al oeste) hasta detenernos en una curiosa granja de mariposas, en la que entramos por 27 MYR=6,65 € por cabeza, un poco caro pero la verdad es que nos sorprendió mucho.

Como es lógico había mariposas de todos los tamaños y colores volando y posándose en todos sitios (algunas hasta en la mano), se podían observar los capullos, que para ser honesto yo nunca había visto de cerca y me encantaron y también había vitrinas con arañas, lagartos y un pequeño museo-exposición sobre el tema, sin duda fue un acierto entrar.

Vista desde Penang Hill al atardecer

Vista desde Penang Hill al atardecer

Seguimos hacia el sur por la 6 bajando una serie de curvas con vistas panorámicas, pasamos por una granja de frutas tropicales (no paramos) y los pueblos de Sungai Pinang, Balik Pulau y Teluk Kumbar (este último porque nos equivocamos), hasta llegar a Bayan Lepas (que es donde está el aeropuerto) y al templo de la serpiente, que es el lugar al que queríamos ir desde un principio, aunque no tuvimos suerte y justo acababa de cerrar (a las 6 de la tarde) así que nos quedamos sin ver las serpientes que al parecer viven tranquilamente dentro del templo. Repostamos a 1,90 MYR=0,46 € el litro de gasolina y nos dirigimos a la última visita del día, la colina de Penang (Penang Hill), a la que se accede cogiendo un funicular en la zona de Bukit Bendera, cercana al templo budista de Kek Lok Si. Dicho funicular costaba 30 MYR=7,39 € cada uno ida y vuelta (tarda unos 20 minutos), se puede subir a pie pero lleva varias horas y no teníamos tiempo (ni ganas seguramente), siendo muy buena idea hacerlo al atardecer pues la recompensa fue alta con impresionantes vistas de la ciudad desde los 750 metros de altitud en los que está el mirador (la colina llega hasta los 850 m).

Igual pero ya de noche

Igual pero ya de noche

Nos quedamos hasta que la ciudad se iluminó teniendo que esperar una hora de cola para coger el funicular de bajada, cosa que al parecer es común si es fin de semana (era sábado). Llegamos con tiempo suficiente de devolver la moto (podía hacerlo a la mañana siguiente), recoger la fianza y cenar en unos puestos callejeros cercanos al hotel por 10 MYR=2,46 € los dos (noodles y zumo de limón), volviendo al alojamiento muy cansados pero con la agradable sensación de haber aprovechado el día al 100%.

DÍA 3 (64)- 02/06/13 DESCUBRIMOS LA GEORGETOWN COLONIAL

Amaneció con lluvia que fue en aumento y duró toda la mañana, por lo que nos lo tomamos con calma aprovechando para hacer gestiones en internet y dar señales de vida a nuestras familias, charlando también con una americana que pasaba el rato con el ordenador. Compramos nuestro primer billete de tren desde Butterworth (ciudad que está enfrente de Georgetown pero en el continente, pues ésta última no tiene estación) a Kuala Lumpur (a través de la web oficial de los trenes malayos, KTM), teniendo que coger cama en litera superior pues los asientos normales de la clase económica estaban completos, costó 40 MYR=9,85 € cada uno (los económicos valían la mitad) y con el número de referencia te imprimían el billete en la taquilla, como ya expliqué, además reservamos el alojamiento de Kuala Lumpur (lo describo en el día 4) ya que llegaríamos algo tarde.

Pese a que seguía lloviendo fuimos a comer por “little india”, dando con un sitio muy visible que hacía esquina en la calle principal (Lebuh Chulia hacia el mar) que nos gustó mucho (no apunté el nombre) pidiendo pollo con miel y un “naan” o pan plano de pollo también que costó sólo 13 MYR=3,19 € para los dos (con agua de beber). Por fin escampó un poco y salimos a pasear por el centro viendo por fuera la mezquita de Masjid Kapitan Keling (era hora de oración y no se podía entrar), fuimos subiendo por “little india” hasta llegar a la Torre del reloj, que está en una rotonda enfrente del fuerte en pleno distrito colonial de la época inglesa. Entramos al fuerte Cornwallis por 2 MYR=0,49 € visitando todos sus rincones, el cual data de principios del siglo XIX y estaba, al igual que el resto de la zona colonial, un tanto descuidado lo que no impedía que el paseo fuera muy agradable. Continuamos recorriendo la zona de costa hacia el oeste pasando por el ayuntamiento y la iglesia anglicana de San Jorge entre otros (parte que coincidía con el circuito a pie propuesto por la guía).

Puesto nocturno

Puesto nocturno

Pusimos rumbo a nuestro hotel cruzando “chinatown” y deteniéndonos en diversos puestos de calle que fuimos encontrando y en algunos pequeños templos, cenando nuevamente en el mercadillo callejero de comida que había muy cerca del hotel en la calle Lebuh Chulia, una de las principales de la zona, unas hamburguesas por 11,60 MYR=2,85 € los dos acompañadas con varias tortitas de postre que hacían en otro puesto (y que tenía una cola considerable, lo que suele ser buena señal) a 0,50 MYR=0,12 € cada una. Decidimos dar un nuevo paseo antes de acostarnos para bajar la cena llegando hasta el famoso (con más de un siglo de historia) y lujoso Eastern & Oriental Hotel de estilo colonial, ubicado en la calle Lebuh Farquhar junto al mar.

DÍA 4 (65)- 03/06/13 EN TREN HASTA LA CAPITAL DEL PAÍS, KUALA LUMPUR

Ferry llegando a la terminal

Ferry llegando a la terminal

Nos levantamos sin prisa y fuimos andando hasta la terminal de ferris a Butterworth (unos 15 minutos, está al este), navegando otros 15 ó 20 minutos hasta la mencionada ciudad en uno de los muchos transbordadores que cruzan el “Selat utara” o canal norte continuamente, con la bien recibida peculiaridad de que es gratis salir de la isla (sin vehículo por supuesto). Una vez en Butterworth las estaciones de tren y autobús están prácticamente anexas a la terminal de ferris, por lo que no tiene pérdida ninguna, llegando a la de tren en pocos minutos y enseñando el número de referencia en la taquilla para que nos imprimiesen los billetes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: