Inicio

CAMBOYA

Portada CB

Llegamos a Camboya procedentes de Laos, pasando en este pequeño país 9 días contando el de llegada y el de salida, que fueron suficientes para visitar con tiempo de sobra y tranquilamente los impresionantes templos de Angkor Wat, una de las maravillas del mundo que merece la pena ver y que es el icono de este país hasta el punto de aparecer su silueta en su bonita bandera. La otra parada fue en la capital Phnom Penh, donde pasamos casi cuatro días aprovechando para descansar, lavar ropa y demás pues con uno o dos días es suficiente para visitar la ciudad, pero en un viaje tan largo es necesario tomarse algún día relajado, pasando ya a Vietnam desde aquí navegando por el río Mekong. Desde luego es posible ver y hacer muchas más cosas en Camboya, ya sea en su zona de costa o al este o norte del país, si bien es cierto que la mayoría de gente viene aquí con la intención de visitar Angkor y normalmente en viajes combinados con otros países de la zona como Tailandia o Vietnam.

Recorrido por Camboya

Recorrido por Camboya (se puede agrandar)

Este reino tuvo su esplendor con el imperio Jemer (con capital en Angkor) pero también ha sido testigo de uno de los episodios más oscuros de la historia de la humanidad, el régimen de los “Jemeres Rojos” de Pol Pot (1975-79) que acabó con cerca de ¼ de la población asesinada, otra salvajada más de nuestra raza. Hoy en día es una monarquía constitucional, el budismo es la religión más extendida (al igual que en los países vecinos) y cuenta con unos 14 millones de habitantes, siendo uno de los países de la zona con menos infraestructuras, similar al nivel de Laos. En cuanto a datos básicos como clima o comida son parecidos a los que ya he explicado en otros países de este viaje o en la página introductoria de los 101 días por el sudeste asiático, aunque igualmente los resumiré por si alguien llega directamente a este relato.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Curiosa señal camboyana

En lo referente al clima abril y mayo es época seca sin apenas lluvias (alguna tormenta puntual siempre puede aparecer) y temperaturas que alcanzan sin problema los 40º C, por lo tanto mucho calor y la comida tiene como base el arroz y los famosos noodles, como no podía ser de otra manera, hay más cosas pero en general no es una gastronomía que destaque por su variedad, si bien es cierto que a mí la comida asiática me gusta y no llegó a cansarme. El alojamiento se puede gestionar sobre la marcha como en todo el sudeste asiático, pero ya que llegamos tanto a Siem Reap como a Phnom Penh al anochecer lo reservamos con antelación en las webs booking y hostelbookers, hablaré de ellos en sus respectivos días. Las diferentes agencias para organizar los traslados (ya sea en barco, autobús o furgoneta, pues no hay tren en Camboya) abundan y se encuentran precios ajustados que no difieren mucho de si se buscan por libre en las estaciones y se suman los traslados locales en los omnipresentes tuk-tuk (vuelvo a insistir en la potencia desmedida de los aires acondicionados en los autobuses, ¡llevaros algo de abrigo o acabaréis resfriados!). Para entrar en Camboya es necesario obtener un visado (que es válido para tres meses), cosa que al igual que en Laos se puede hacer en la frontera, además de tener el pasaporte en vigor como es lógico, describiré los precios pagados en la información de los pasos fronterizos de los días primero (al llegar desde Laos) y último (para entrar en Vietnam), en cuanto a vacunas no hay ninguna obligada aunque si recomendadas (como tétanos o hepatitis A y B), consejos de sentido común como no beber agua del grifo, traer repelente de insectos y contratar un seguro de viaje es esencial (como ya dije en la introducción nos costó 67 € por persona para los 101 días de viaje en la web rastreator.com), toda esta información junto a posibles avisos de seguridad aparecen en las recomendaciones de viaje para Camboya del Ministerio de Exteriores.

Rieles camboyanos

Rieles camboyanos

El dólar americano ($) se utiliza como moneda habitual en Camboya (incluso los cajeros te dan $), quedando el Riel (con las siglas de KHR) poco más que de cambio, pues cada cuarto de dólar equivalía a unos 1.000 KHR y al no utilizar las monedas americanas daban los bonitos billetes camboyanos, el cambio cuando estuvimos era de 1 €=5.112 KHR y 1 €=1,28 $, siendo a fecha de junio del 2014 en la web xe.com de 1 €=5.516 KHR y 1 €=1,36 $ que serán los que queden reflejados en este diario para calcular los precios en euros. Pues empiezo con el relato de esta breve estancia en un bonito país en el que me hubiera gustado ver más cosas y comprobar como pese a las desigualdades reinantes sigue levantándose y superando su terrible pasado cercano gracias a la voluntad de sus gentes, así como también (y no sé si por suerte o por desgracia) el turismo sigue creciendo gracias en gran medida a sus impresionantes ruinas jemeres con los maravillosos templos de Angkor Wat a la cabeza. Para mayor comodidad lo he dividido en 2 capítulos y recordaros que al principio de cada día aparecerá la numeración del relato del país y entre paréntesis el número de día total del viaje desde su inicio en la capital tailandesa, Bangkok.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: